La Arroba la medida que sirve para vender naranjas y para mandar correos electrónicos

La Arroba la medida que sirve para vender naranjas y para mandar correos electrónicos

El mundo del rural en general y el de los cítricos en particular tiene su propio lenguaje por eso en el blog de Naranjas Casanova queremos iniciar un Agrodiccionario en el que recoger aquellos términos más curiosos del lenguaje del campo.

En esta primera entrada de nuestro Agrodiccionario nos vamos a referir a un término imprescindible en los últimos años en la comunicación entre las personas pero que en el mundo rural no tiene nada que ver con su uso actual.

A nadie le es desconocido el término arroba, una palabra imprescindible para la comunicación humana a través de correo electrónico. Este término representado por el símbolo @ forma parte de las direcciones de correo electrónico y sin ella no podría existir la comunicación.

Pero en el mundo agrícola y poco tiene que ver esta palabra con el significado que conocemos actualmente.

Medida de masa

La Arroba es una antigua medida de masa del sistema castellano antiguo. Equivalía aproximadamente a la cuarta parte de un quintal, lo que supone 25 libras castellanas, aproximadamente 11,502 kilos.

No obstante no tiene en España está medida de masa no tiene siempre el mismo valor y su equivalencia en con es sistema métrico décimal (nuestro actual sistema de medida) depende de la zona geográfica. Como decíamos en Castilla equivalía a 11,502 kg, en Aragón a 12,5 kg, en Cataluña 10,4kg y en la Comunidad Valenciana  12,78kg.

Medida rural

Es una medida que está en desuso desde que en 1849 la ley obligase a todas las regiones a seguir el mismo sistema de medidas y así se aprobó el Sistema Métrico Décimal, que es el que conocemos todos nosotros y por el que nos regimos en toda España.

En las zonas rurales la arroba continúa siendo una medida referente. En la Comunitat Valenciana la arroba sigue siendo utilizada como medida tradicional entre agricultores. Todavía hoy en los tratos de venta tradicionales, del agricultor al almacen que las comercializa, se utiliza esta medida para contabilizar el peso de los cítricos. En las ventas por internet, como la nuestra, la medida que utilizamos para contabilizar el peso de la cosecha es el kilogramo.

Referencia para pesar las naranjas y mandarinas

Como decíamos, aquí en la Comunidad Valenciana una arroba equivale a 12,78 kilogramos y en el mundo de la citricultura es la medida de referencia para pesar las naranjas o mandarinas. Tanto es así que la Lonja de Cítricos de Valencia, el principal referente en el precio de venta de los cítricos en la Comunitat Valenciana, utiliza las dos medidas a la hora de establecer el precio de venta. El precio en kilos que es el oficial, pero también en arrobas ya que es la medida tradicional entre los agricultores.

Esta será la primera entrada de nuestro agrodiccionario, esperamos que te haya gustado. En este caso nosotros nos hemos centrado en el caso de la Comunitat Valenciana que es la conocemos, pero seguro que en otros lugares de España se sigue utilizando este sistema de medida. Si es así, nos gustaría que lo compartieses con nosotros y nos contases para qué se utiliza en tu zona de residencia y a qué equivale.

1Comentarios

  • Avatar
    Rafael GONZALEZ MARTINEZ
    feb 14, 2018

    Creo que sería buena idea comentar la nueva moda en las medidas de recolección de las naranjas. Actualmente, hay comercios de naranjas que tienden a no utilizar el peso en el campo, a la hora de la recolección de las naranjas, (La Collida) y sustituyen los cajones tradicionales por los "palots" que son unos cajones de plástico de gran capacidad (unos 320 a 340Kg.) y a la hora de contar los kilos de la cosecha en el huerto y llenado de estos "palots", interviene la picaresca, pues con la excusa de que de esa forma se trabaja más rápido y los cogedores cobran más y rentabilízan mejor su esfuerzo y tiempo, viene el tema de que cada cabo de cuadrilla te dice que la capacidad del palot es de tantas o cuantas arrobas y que en un palot, caben tantos capazos y que cada capazo es de tantos kilos. En definitiva que no se pesa correctamente las naranjas recolectadas y siempre sale perdiendo el propietario agricultor. Por esto, creo que convendría ahondar en este asunto y ver de que forma se puede proteger al agricultor, que siempre es el que paga el pato, a pesar de que es el que realiza el trabajo durante todo el año e invierte su dinero en la crianza del huerto. Gracias. Un saludo.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código