Los beneficios de la lluvia de otoño en los cítricos

Publicado : 05/02/2020 - Categorías : agricultura

Con la llegada del otoño han llegado las lluvias a nuestras tierras que han sido muy beneficiosas para nuestros campos y para el cultivo  de las mandarinas y naranjas de Naranjas Casanova.

Es indudable que como para todas las plantas el agua es muy importante para los cítricos, y si estos aportes de agua se producen durante una determinada época del año todavía lo son más.

En el blog de Naranjas Casanova queremos explicar cómo influye el agua en el cultivo de los cítricos, en qué les beneficia y hasta qué punto les puede perjudicar.

Los naranjos son plantas que requieren gran cantidad de agua aunque no todos necesitan la misma cantidad depende de diferentes  factores, algunos de estos son:

  •      La pérdida de agua que pueden tener los árboles originados por la evaporación del suelo, el consumo de agua de las hierbas etc..
  •  La variedad del naranjo o la salud del árbol

Según los datos que manejan los expertos los naranjos necesitan de 6 a 7 mil metros cúbicos por hectárea. Aunque siempre es conveniente que el riego se produzca de manera natural, especialmente por el bolsillo del agricultor, la sequia o la falta de riego natural se puede suplir con riego artificial.

Las lluvias de otoño son especialmente beneficiosas ya que es el momento en el que el fruto está en el periodo de crecimiento. La lluvia provoca un aumento de la vegetación y de la producción de naranjas ya que aumenta de manera significativa el tamaño de las mismas.

Ya sabemos que la falta de agua puede causar graves perjuicios a los naranjos como la falta del calibre de los frutos o falta de hidratación en el árbol.

No obstante, el exceso de lluvia, especialmente en el otoño también puede causar perjuicios a los agricultores.

Las fuertes o continuadas lluvias pueden llegar a erosionar el terreno eliminando la tierra que absorbe el agua. Esto puede llegar a provocar encharcamientos en la tierra que de ser muy prolongados pueden llegar a perjudicar las raíces de los árboles.

El encharcamiento puede llevar a la falta de oxigeno produciéndose asfixia en el árbol. Además pueden proliferar las infecciones de hongos que perjudican tanto al árbol como a los frutos.

Si el exceso de lluvia se produce cuando el fruto está maduro puede llegar a estropearse la corteza y la calidad de las mandarinas o naranjas debido a una infección por hongos.

En realidad lo que se produce lo que se produce como pixat que se trata de manchas debidas al agua y que afectan a la corteza de los cítricos produciendo un envejecimiento del mismo.

Como veis los agricultores se pasan la vida mirando al cielo. Mal sin no llueve pero mal también si lo hace en exceso.

Como decíamos al comienzo del artículo las lluvias caídas durante este otoño han sido muy beneficiosas para nuestros cultivos. En Naranjas Casanova nos quedan pocos días para empezar nuestra campaña y estamos en condiciones de poner a disposición de nuestros clientes las mejores mandarinas y naranjas del mercado. ¡Haz ya tu pedido en nuestra tienda online!

 

 Fuentes:

http://www.redagricola.com/reportajes/frutales/factores-que-inciden-en-la-calidad-de-los-citricos

 

Share

Añadir un comentario

 (con http://)